Lo que acumulamos

9 Oct

“Lo que que acumulamos mientras envejecemos no es sabiduría, son sólo ideas.”

“The things we accumulate as we grow older aren´t wisdom at all, they are ideas.”-Jetsuma Ahkon Lhamo

“El planeta no necesita más gente exitosa. El planeta necesita desesperadamente más pacifistas, restauradores, cuenta cuentos y amantes de todos los tipos.”

“The planet does not need more successful people. The planet desperately needs more peacemakers, healers, restorers, storytellers and lovers of all kinds.”-S.S. Dalai Lama

Mis secretos para eliminar la caspa y la importancia del PH en el cuidado del cabello

5 Ago

¿Tienes el cabello un poco graso o con acumulación de células muertas en el cuero cabelludo? De ser el caso, mi experiencia podría serte de utilidad.

hair

Mi cuero cabelludo es bastante grasoso. Además tengo el cabello rizado, lo que tradicionalmente mi familia y los estilistas o peluqueros lo suelen asociar con resequedad. Es por esto que desde niña me recomendaban shampoos suaves e hidratantes, acondicionadores extra hidratantes, baños de cremas, baños de aceites, ampollas y una cantidad de tratamientos para domar mis rizos, el frizz y una supuesta resequedad que lo causaba. También me advertían de no lavarme el cabello más de 2 o 3 veces por semana.

Desde joven comencé a presentar unas acumulaciones blancas un poco grasosas que identificaba como caspa y comencé a utilizar una variedad amplísima de shampoos y tratamientos anticaspa sin ningún resultado. En algunos casos me causaban reacciones adversas como enrojecimiento y sensibilidad. Consultas a dermatólogos donde de nuevo me recetaban productos anticaspa sin ningún resultado.

Un poco frustrada, comencé a experimentar con varias soluciones. Me di cuenta de que cuando cambiaba de marca de shampoo o acondicionador mi condición mejoraba. Pero era temporal, a los pocos días el problema volvía y a veces con más fuerza.

Pensé que como mi cabello era bastante graso, dicha caspa quizás solo era acumulación de células muertas en el cuero cabelludo, que unido al cebo o grasa que naturalmente produce mi piel, resultaba en esta masa un poco grasosa que parecía caspa. Entonces comencé a incrementar la frecuencia del shampoo, a reducir la intensidad de la hidratación en los productos para el cabello (usar producto regular en vez de extra hidratante) y a reducir la cantidad de acondicionador que utilizaba. De nuevo, ví mejoras con este cambio de rutina y productos, pero aún faltaba trecho por recorrer.

Posteriormente vi en un aviso de internet acerca de un shampoo clarificante y comencé a investigar sobre el tema ya que no había escuchado nunca de que existiera tal producto.  ¡Eureka! decidí que la solución a mi problema era el uso de un shampoo clarificante y efectivamente así lo fue, en combinación con los otros métodos descritos.

¿Qué es un shampoo clarificante y por qué funciona?

Los productos para el cabello suelen contener ingredientes hidratantes, emolientes y oclusivos. Son ingredientes que atraen la humedad hacia el cabello, nutren con el aporte de aceites minerales o vegetales antioxidantes y/o ayudan a sellar la humedad en el cabello y cuero cabelludo para evitar la resequedad y fortalecerlo. Esto es muy bueno. El problema está en que estos ingredientes se acumulan. Y se acumulan. Y se acumulan sucesivamente con cada aplicación de cada producto. Esto puede hacer que el cabello se sienta pesado, en ocasiones sucio e incluso puede generar algunas reacciones alérgicas al residuo acumulado en el cuero cabelludo. En mi caso a todo esto se le suma la alta producción de sebo natural de mi piel y la acumulación natural de células muertas. Porque debo aclarar, que así como la piel desecha células muertas constantemente, también sucede con el cuero cabelludo.

Entonces tenemos una receta perfecta para la caspa. El cuero cabelludo tiene una capa de ingredientes que atraen la humedad y la retienen y encima constantemente produce grasa y células muertas que se acumulan debajo de dicha capa. ¡Bingo! es caspa. Lo que necesito es LAVAR de verdad mi cabello, de cualquier residuo que yo misma estaba colocando allí.

El shampoo clarificante, posee una fómula que no contiene, o contiene muy poco de dichos ingredientes hidratantes. Además no contiene aceites, ni siliconas, ni ingredientes oclusivos. Su función es lavar muy bien el cabello y deshacerse de todas esas acumulaciones grasosas además del sucio y polvo. Dichos productos pueden percibirse como muy abrasivos porque la sensación del cabello luego de usarlos es como de un plato de porcelana que se acaba de lavar muy bien (casi sientes que hace un chillido de limpio al pasar las manos), pero en realidad no son más abrasivos ni fuertes.

El papel del PH

El cabello y cuero cabelludo, a diferencia del resto de la piel, le gusta el PH ácido. Es por esto que usar una barra de jabón (incluso jabón natural) en el cabello no funciona para nada. Los mejores productos para el cabello tienen PH ácido y el jabón no cumple con este requisito. Seguramente habrán leido acerca de las virtudes del uso del vinagre de manzana en el cabello. Funciona, deja el cabello sedoso y tiene que ver mucho con el PH ácido del vinagre.

Mi rutina del cabello

Desde hace mucho lavo mi cabello cada tercer día (que es ideal para mi, usted debería probar cuál frecuencia le funciona mejor) con un champooo clarificante para asegurarme que quede REALMENTE muy limpio. Luego utilizo un acondicionador hidratante para cabello regular o graso y lo aplico lejos del cuero cabelludo. Esto me funciona de maravillas. No utilizo una marca específica, las cambio mucho. También hago mi propio shampoo clarificante de romero y cayena que me encanta, para el cual sólo uso un poco de glicerina como ingrediente hidratante, pero también lo roto con otras marcas comerciales. En ocasiones siento que alguno de los productos me genera cierta sensibilidad o picazón, entonces cambio de marca y normalmente desaparece el problema.

Entonces si se ve retratada(o) en la historia, le sugiero que pruebe utilizar un shampoo clarificante, pruebe el vinagre de manzana ocasionalmente  y espero que consiga el fin al problema.

Nota: No soy médico, sólo pretendo contar mi experiencia y en el camino probablemente ayudar a alguien con un problema similar. No pretendo discutir en este escrito sobre la caspa ni instruirle sobre ella. Muchos investigadores no se han puesto de acuerdo acerca de cuáles son las causas  de la caspa ni existe un producto milagroso anticaspa que funcione para todas las personas.

 

Compassion is painful. That’s how you know it’s working.

25 Nov

Prometo que lo traduciré. Lo más pronto que me sea posible. Sin embargo, no podía dejar de postear esta nota. Muy oportuna sin importar donde estés ni cuándo la leas, por favor hazlo. Todo lo mejor para ti.

The Bloggess

I’m sad about last night for a lot of reasons.  And if you are human, and allow yourself to be so, then you probably are too.  Maybe it’s the verdict that upset you, or the destruction afterwards, or the long and difficult path that has led us here and has shown us we have so much further to go before we get to the place where we want to be…a place where kindness and compassion and vulnerability are the things which can be lauded and seen and encouraged and felt.  Or maybe, like me, you’re upset about all of those things and you feel too defeated to want to care anymore.

But if you’re like me, you can’t switch those emotions off.  It’s so much easier to turn those feelings of vulnerability and hurt into a shield of rage.  Rage feels powerful and strong.  It feels good.  And rage is important.  But…

Ver la entrada original 384 palabras más

Las cargas.

14 Jun

El primer paso. Vaciar las cargas es una de las primeras cosas que debemos hacer si queremos ser felices. El ego es el principal obstáculo para nuestra liberación y felicidad. Hace falta una sincera y profunda mirada dentro de nuestras emociones y nuestra memoria, es el primer paso. Gracias Bilko por recordarlo.

CONEXIÓN PERMANENTE.

No hay prisa, pero tampoco tienes toda la vida. Solo abrelo con cuidado y comienza a mirar lecciones. No hay prisa, pero tampoco tienes toda la vida. Solo abrelo con cuidado y comienza a mirar lecciones.

Todos tenemos un excedente de peso en nuestros corazones, recuerdos cargados de emociones que a lo largo de nuestras vidas no han marcado de manera significativa, haciéndonos lo que somos o al menos lo que pensamos que somos. Es frecuente escuchar la expresión de “El Baúl de los Recuerdos” cuando una conversación casual aparece algún comentario referente al pasado que despierta en los concurrentes una emoción activada por la memoria de momentos especiales.

Ver la entrada original 287 palabras más

Cómo hacer tus propias toallitas húmedas o baby wipes en casa.

29 May
Mis toallitas húmedas hechas en casa.

Mis toallitas húmedas hechas en casa.

Los venezolanos sabemos que los tiempos actuales son muy retadores, complejos, difíciles. Una gran cantidad de productos, incluyendo alimentos, medicinas y productos de primera necesidad cada vez se hacen más difíciles de conseguir e incluso muchos han desaparecido del mercado.  Las sustituciones están a la orden del día.

Sin embargo, si hay algunas alternativas. Aquí les presento mi receta para elaborar toallitas húmedas o baby wipes en casa, con pocos ingredientes y fáciles de conseguir. Todos estos ingredientes se consiguen, o bien en supermercados, o en farmacias como Locatel y Farmatodo. O en cualquier farmacia que preparen fórmulas.

Ingredientes:

  1. Un envase con tapa hermética o un envase vertical de toallitas que puedas reusar. Yo usé un envase plástico de helado.
  2. Un rollo de toallas Scott Duramax sin fragancia. Si no estás en Venezuela, busca unas toallas de papel de cocina reusables de muy buen calidad (las toallas de papel regulares no funcionan).
  3. Una taza y un cuarto de AGUA DESTILADA.
  4. Una cucharada generosa de GLICERINA líquida. Se consigue en farmacias.
  5. Una cucharada de aceite de coco o aceite de almendras. También se consigue en Farmacias.  También puedes usar aceite de girasol (del comestible) e incluso aceite de oliva como ultima opción.
  6. Una cucharadita de jabón líquido para bebés o champú.
  7. Una cápsula de vitamina E (opcional).
  8. Alcohol etílico (también conocido como alcohol absoluto, acohol extrafino o alcohol de laboratorio). También puedes usar alcohol isopropílico (que probablemente ya tienes en tu botiquín de primeros auxilios). Cantidad necesaria.

Instrucciones:

El envase y todos los utensilios a utilizar deben ser lavados y esterilizados. Se lavan bien y se rocían muy bien con alcohol. Dejar secar.

Con un cuchillo bien afilado corta la toalla de papel Duramax por la mitad. Te quedarán dos medios rollos. Usarás solo uno, el otro lo puedes guardar para hacer más cuando se te acaben tus wipes. Con cuidado remueve completamente el centro de cartón de la toalla, “pesca” la última toallita del centro del rollo y déjala un poco levantada. En la fotografía puedes ver que este paso es importante para que puedas sacar tus toallitas con facilidad una vez preparadas.

En una olla o recipiente de plástico o refractario calienta muy bien el agua destilada. Puedes usar el microondas. Calentar SIN llegar a hervir, sólo bien caliente. A esto agregar en el mismo orden e ir removiendo: la glicerina, el jabón líquido, el aceite y el contenido de la cápsula de vitamina E (opcional). Vacía este líquido en el recipiente para tus wipes que ya tienes preparado. Introduce el rollo de toalla dentro del recipiente con la preparación, tápalo y deja que absorba muy bien el líquido. Puedes darle vuelta una o dos veces para asegurar que se absorba bien.

¡Listo! ya tienes tus toallitas húmedas preparadas.

Es importante notar que esta preparación debe usarse en una semana, o mantenerse en la nevera para que dure más tiempo. De lo contrario le pueden salir hongos. También puedes sacar las toallitas que vas a usar para el día y ponerlas en una bolsita sellada tipo Ziplock mientras el resto de la preparación queda en la nevera. Así te aseguras que las toallitas estén siempre frescas y a temperatura ambiente.

Cabe notar que sale muy económico prepararlas de esta manera, ya que a pesar de que la inversión inicial en ingredientes es un poco más alta que comprar un paquete de toallitas de la tienda, éstos te rendirán para MUCHAS toallitas y no tienes que preocuparte por la escasez del producto.

Consejos del pediatra y de la abuela para la ropa del recién nacido

3 Abr
baby
Cuando mis hijos (ya crecidos) nacieron, ambos pediatras (distintos en cada caso) y las abuelitas me dieron varios consejos sobre la preparación de la ropa para el bebé recién nacido. ¡Y básicamente los 4 coincidían en todo!.
Aparte, luego de tantos años leyendo e instruyéndome sobre el tema cosmético, dermatológico y químico en general, entendí las razones detrás de todo y tengo algunas cosas extra que aportar a los consejos del pediatra y de la abuela. Estos son:
  1. Hay que lavar toda la ropita, frazadas, sabanas, etc. que estarán en contacto con la piel del recién nacido antes de que nazca. No sabemos qué tipo de tratamiento recibió ese tejido, si ha estado en contacto con polvo, con ambientes contaminados, etc. durante su fabricación, almacenamiento, transporte, etiquetado, etc. 
  2. El lavado debe hacerse con agua (hervida o mineral de preferencia) y un detergente suave o jabón natural. En nuestra economía actual Venezolana me parece que la única alternativa que tenemos es la del jabón Las Llaves, conocido como jabón azul. Sin embargo yo recomiendo que el jabón escogido sea jabón Las Llaves original sin fragancias. ¿Las razones? últimamente han salido varias barras de jabón para lavar de distintas marcas que son principalmente barras de detergente mezclado con jabón y no jabón puro. La fragancia que contienen estos productos tampoco es recomendable para el recién nacido, siempre quedan residuos en la ropita.ropa al sol
  3. En el enjuague no se deben usar suavizantes para ropa ni toallitas suavizantes o dryer sheets. Estos productos dejan un rastro de químicos en la ropa para suavizarla, incluidas fragancias. Sin embargo, si no se usa suavizante, algunas prendas pueden salir del lavado un poco tiesas o rasposas y definitivamente para la ropa del bebé no suena muy agradable. Esto por lo general se debe a que el PH básico de los jabones y detergentes “eriza” las fibras de las telas. Un sustituto BUENISIMO del suavizante y que todos tenemos en casa es el vinagre blanco. El vinagre baja el PH del agua de enjuague haciéndolo mas ácido y suavizando las fibras. Y la ropa NO HUELE a vinagre, lo prometo. Se usaría en igual o menor cantidad que hubieses usado suavizante. Yo aún lo uso.
  4. No usar cloro ni blanqueadores. Esta es un poco obvia pero a veces la gente inventa.
  5. Preferiblemente toda la ropa del recién nacido debe ser de fibras naturales como algodón. Aún recuerdo la cara de HORROR del pediatra cuando vio la hermosa, pero muy hecha de rayón, primera cobijita tipo polar o fleece que usó mi hijo apenas sacado del retén. Muy linda, ¡¡pero mejor feita que sintética!!
  6. La ropa de mamá debe tener un tratamiento similar. Y mamá debe abstenerse de usar perfumes o cremas con fragancia.
  7. Otro consejo de mi madre: forra las gavetas con papel de seda azul. Esto es porque la mayoría tenemos gavetas de madera y esto evita que pequeñas astillas o residuos de aserrín queden atrapados en la tela. El color azul también ayuda a que la ropa mantenga su color y no se amarillente.
  8. El ultimo consejo fue de mi madre: “plancha la ropita”. Esta fue mi expresión cuando me lo dijo–> O.O “¿que planche qué? ¿si el bebé no necesita estar planchado?”. Años más tarde entendí la razón detrás del consejo: el calor de la plancha por un lado ayuda a suavizar las fibras de la ropa y por el otro, la “esteriliza” matando cualquier hongo, bacteria, polen, espora o bicho que pudiera haber quedado por cualquier razón. Aparentemente esto era un DEBER cuando se lavaban los pañales de tela en su época. Se entiende.

¿Cuál es la diferencia entre el jabón de glicerina y el jabón saponificado?

20 Sep

La mayoría de nosotros personas comunes y corrientes mortales no tiene idea de qué contienen y cómo se producen (en general) los productos que consumimos o usamos. Algunas veces investigar un poquito vale la pena. Bien sea porque tienes alguna condición de salud que te obliga a hacer la tarea, o simplemente por querer llevar una vida más natural y consumir productos con menos “químicos”, es bueno conocer qué cosas contiene lo que consumimos o usamos en nuestros cuerpo. La palabra químicos la coloco entre comillas debido a que tengo algunas cosas que decir al respecto, pero será en una siguiente entrada.

En este caso voy a hablar del jabón. Jabón de tocador. Desde tiempos muy remotos, el hombre hacía una sustancia jabonosa mezclando cenizas con grasas de animales y esto les servía de jabón. Poco a poco se fueron sofisticando las técnicas de preparación.

Mi jabón artesanal de avena

Mi jabón artesanal de avena.

Este jabón (el tradicional) en términos parcos, es una sal, aunque no como la sal que usamos para la comida. Es una sal que proviene de un ácido graso mediante una reacción química que se llama saponificación. En esta reacción química, un álcali reacciona con ácido graso para formal sal. El álcali es normalmente hidróxido de sodio NaOH, también conocido como soda cáustica o sosa cáustica. También se usa hidróxido de potasio para la misma función. En esta reacción química, además de la sal, también se produce glicerina, la cual es muy apreciada en la industria cosmética porque es un buen hidratante. Esto quiere decir que la glicerina tiene la propiedad de atraer y absorber agua, lo que es muy bueno para nuestra piel.

El peligrosísimo Hidróxido de Sodio o Sosa Cáustica (Crédito: Wikipedia)

El peligrosísimo Hidróxido de Sodio o Sosa Cáustica (Crédito: Wikipedia)

Entonces, el jabón tradicional, natural, proveniente de la saponificación de las grasas, está compuesto por sal de ácidos grasos y glicerina y algo de agua. Punto. El asunto está en que las barras de jabón que compramos en el supermercado, perfumería o farmacia con marcas muy conocidas en su GRAN mayoría NO ES JABÓN. Oh sorpresa. Pues no lo es. En algunos casos puede CONTENER jabón, pero mayormente no.

Español: Jabón artesanal en Alcalá la Real , J...

Jabón artesanal en Alcalá la Real , Jaen , España (Crédito: Wikipedia)

¿Cómo saber si el jabón que tengo en casa es jabón natural o no? Leyendo la lista de ingredientes del empaque o etiqueta (si la tiene). Ese tema es un poco extenso y creo que merece una entrada aparte. Próximamente.

Jabón de tocador

Jabón de tocador ¿será natural? (Crédito: Wikipedia)

Entonces, ¿qué es esa barra de “jabón” que compro en la tienda? Buena pregunta. Suele ser una mezcla de surfactantes hechos o sintetizados por el hombre, agua, glicerina, fragancia, preservantes o antioxidantes y alguna sustancia endurecedora. Básicamente lo que sucedió es que en el siglo 20 quisimos mejorar el jabón de tocador y para esto se descubrió que algunos surfactantes o detergentes tenían mejor desempeño, proporcionaban más y mejor espuma, eran más estables, más duraderos (¿ha oído hablar de las barras de jabón que duran mucho tiempo en la ducha?), llevaban mejor y por más tiempo las fragancias y (¡oh sorpresa!) eran más económicos. Además, al ser la glicerina un producto tan apreciado, muchas veces se extrae del jabón y se vende aparte.

No critico este ultimo punto. Los avances tecnológicos nos han permitido a través de los años vivir mejor, vivir más y que muchas más personas tengan acceso a bienes y servicios al ser más baratos y mejores. Pero ¿hasta dónde esto es mejor y cuándo comienza a ser peor porque maltratamos el ambiente o introducimos toxinas o sustancias a nuestro cuerpo? Esta es una discusión sobre la que se han escrito tratados completos y no quiero ahondar, sólo lo dejo como reflexión.

Como tercer punto está el llamado jabón de glicerina. Si nos vamos a lo descrito arriba, cualquier jabón natural proveniente de la saponificación de las grasas contiene glicerina, entonces ¿cuál es la diferencia? Bueno, cuando nos hablan de jabón de glicerina (al menos en Venezuela), normalmente nos referimos a un jabón transparente o semi-transparente que está muy de moda en el mundo artesanal. Este jabón, a pesar de ser más natural que el que compramos en la tienda, tampoco es 100% natural.

Ya me imagino a quien me lea diciendo: -¡oh dios! ¿y entonces?

No desesperen, voy a eso. El jabón de glicerina suele ser una mezcla de jabón natural, un surfactante o detergente, agua, una sustancia que ayuda a la transparencia, glicerina añadida (si, más glicerina), fragancia y una sustancia llamada propilenglicol. Este jabón es con frecuencia bastante mejor para nuestra piel que las barras de la tienda, porque es más gentil gracias a la glicerina añadida y que suele contener en cantidades importantes. Con la desventaja (no se puede tener todo al mismo tiempo) de que el alto contenido de glicerina resulta en un jabón que hace muy poca (o ninguna) espuma.

Jabón de glicerina en forma de corazón.

Jabón de glicerina en forma de corazón.

El ingrediente mágico propilenglicol es un alcohol (no el alcohol que tenemos en casa, sino otro diferente) que permite al artesano fundir y moldear el jabón en curiosas y lindas formas. También permite que el jabón pueda ser suficientemente blando como para cortarlo con un cuchillito de cocina. ¿Han visto esas barras gigantes o tortas de jabón que cortan y venden por peso? Efectivamente, ese producto tiene propilenglicol. No hay manera en este universo que un jabón verdaderamente natural, ése, proveniente de la saponificación de las grasas, pueda ser cortado con un cuchillito de cocina. Absolutamente no. El jabón natural, luego de pasado el tiempo recomendado de maduración, suele ser bastante duro.

Se siente bien estar informado, ¿no? Cuando alguien les diga que el jabón de glicerina es natural, piensen en lo que han leído por un momento. Yo en lo particular no rebato el argumento en las tiendas porque toda esta perorata es un poco complicada de explicar, como habrán comprobado. Me limito a sonreír y comentar algo positivo sobre el producto, como su lindo color, o la fragancia exquisita, pero sé muy bien lo que estoy comprando. Yo ahora prefiero el jabón natural, por razones obvias.

Y eso que no he tocado el tema de los jabones líquidos ni de los detergentes para lavar ropa o los platos…

Este tema da para mucho más y seguramente lo continuaré más adelante. Prometo ser más breve y divagar menos. Hasta la próxima.

TeleNovela mental

4 Sep

El ego. Siempre termina siendo culpa de el ego. El budismo tiene una aproximación muy interesante (y muy práctica, a mi entender) al tema del ego y cómo debemos trabajar con él para minimizar sus efectos negativos.
Si te interesa este tema, recomiendo escuchar esta conferencia de la norteamericana Kathleen McDonald, quien la ofreció en Valencia, España en el año 2012. Está en inglés pero traducida simultáneamente al español. Me gusta mucho este audio porque habla en términos fáciles de entender (en especial para nosotros los occidentales) y aporta muchos ejemplos y consejos prácticos que podemos seguir en nuestra vida diaria. Haz click aquí http://www.nagarjunavalencia.com/MP3/Ven.Kathleen%20McDonald%20mp3 o copia y pega el enlace en la ventana de tu navegador.

CONEXIÓN PERMANENTE.

Según Wikipedia el término Telenovela se define como: “Un génerotelevisivoproducido originalmente en varios países de América Latina, cuya principal característica es contar desde una perspectiva básica melodramática una historia de amor a lo largo de varias decenas de capítulos y que casi siempre tiene un final. Normalme

Ver la entrada original 428 palabras más

¿Cómo hacer suavizante para ropa casero?

13 Ago

Yo hago varios productos de limpieza para mi uso en casa. En general son bastante fáciles de hacer, pero se debe tener la materia prima que normalmente sólo venden en laboratorios y casas especializadas, además se debe tener ciertos conocimientos básicos de la materia.

El suavizante para ropa confieso que es uno de los que no utilizo regularmente, ya que he tenido malas experiencias con algunas marcas comerciales que me han manchado ropa (tanto blanca como oscura) incluso cuando he diluido el suavizante antes de agregarlo a la lavadora. Sin embargo, es casi imprescindible para las toallas, sábanas y otras prendas que pueden salir acartonadas o ásperas de la lavadora. Sin mencionar que no hay nada mejor que acostarse en unas sábanas recién lavadas y perfumadas, o arroparse con una toalla suavecita y perfumada.

Recientemente conseguí en la internet varias recetas de suavizante para ropa hecho a base de productos que ya tenemos en casa, así que no es necesario “meterse un puñal” de química, como decimos en Venezuela. Hice una combinación de las dos recetas que más me gustaron y es la que comparto hoy.

Es importante indicar que ya he usado este producto y ¡¡¡FUNCIONA!!!. Me tomé el trabajo de investigar algunas de las razones por las cuales funciona y que indico al final del texto.

Esta es la receta:

6 partes de agua destilada (es recomendable el agua destilada, pero yo usé agua mineral embotellada y funciona por el momento).

3 partes de vinagre blanco.

2 partes de acondicionador para el cabello.

1/4 de parte de bicarbonato de sodio

Instrucciones:

En un recipiente al menos 3 veces más grande de lo que requiere el volumen de la formula (ya verán por qué) agregar el agua muy caliente, pero sin que esté hirviendo. Aproximadamente 80ºC si tienes un termómetro apropiado para medir la temperatura. En el agua disolver  el acondicionador para el cabello mezclando bien. No es necesario batir, no queremos espuma. Yo usé un acondicionador que tenía en casa sin usar porque no me gustó cómo dejaba mi cabello, pero para esta receta funciona perfectamente. Si lo vas a comprar, busca un acondicionador económico.

A esta mezcla agregamos el vinagre blanco. Dejamos enfriar un poco. Ahora viene la parte buena: agregar el bicarbonato de sodio.

Cuando agregues el bicarbonato tendrás un volcán instantáneo en tu recipiente. Es por esto que usar un recipiente GRANDE es muy importante, no queremos que se derrame el contenido. Esto pasa porque entre el vinagre y el bicarbonato ocurre una reacción química que más adelante detallo.

Ya con esto tienes tu suavizante para la ropa listo. Yo lo coloqué en el mismo recipiente del suavizante que se me había acabado recientemente y uso la misma taza medidora que trae en la tapa. Sólo recuerda agitarlo antes de usar. Ya lo he probado y FUNCIONA, se los garantizo.

Si prefieres (y si lo puedes pagar, porque no es económico), puedes agregar algunas gotas de aceite esencial de tu preferencia para agregar más fragancia. Yo encuentro que el acondicionador para el cabello ya aporta fragancia, aunque no es suficiente para que la ropa salga bien perfumada de la secadora, por el contrario es un aroma muy sutil.

Ahora lo prometido. ¿Por qué funciona?.

VINAGRE. Se dice que el vinagre blanco es maravilloso para la ropa porque ayuda a preservar los colores, reduce la electricidad estática en los tejidos, ayuda a eliminar algunas manchas y además limpia los restos de detergente del lavado. Pero no queremos que nuestra ropa huela a vinagre, por eso se complementa con otros ingredientes.

ACONDICIONADOR. El acondicionador para el cabello aporta hidratantes, emulsionante y surfactante suave. Este producto elimina la electricidad estática en la ropa y añade pequeñísimas cantidades de lubricantes e hidratantes al tejido y por eso se siente (tanto el cabello como la ropa) más suavecita. La mayoría de los acondicionadores contienen glicerina, aceites naturales, aceite mineral y otros humectantes que son buenos para el cabello y (aparentemente también) para la ropa. Se agrega al agua caliente para que pueda disolverse bien, de lo contrario quedarán grumos.

BICARBONATO. Por último y no menos interesante, el bicarbonato de sodio al contacto con el vinagre produce acetato de sodio, agua y CO2. Las burbujas explosivas que verás es el CO2 de la reacción. Me intrigaba este ingrediente así que investigué un poco y resulta que el acetato de sodio tiene varios usos industriales, pero uno muy conocido es reducir la electricidad estática en tejidos de algodón y proteger algunos colores que se utilizan para teñir ropa.

Yo no haría grandes cantidades de esta receta, porque al no agregar ninguna sustancia antioxidante ni tampoco ningún preservante a la mezcla (cosas que no conseguiríamos con facilidad ni tenemos en casa), sospecho que al cabo de varios meses pueden comenzar a crecer hongos o bacterias allí, o podría ponerse rancia la mezcla. Por lo pronto, luego de dos semanas, la mezcla que yo hice está en perfecto estado.

Entonces, allí lo tienes. Un suavizante para la ropa con ingredientes que seguro ya tienes en casa y (apuesto que si) más económico.

Placeres simples: hermosos objetos

22 Jun
IMG_0890

Miel Bosque Alto

Hoy hice una compra inusual: esta hermosa botella de miel de abejas. ¿Y qué es inusual en esta compra? Lo inusual es que la compré única y exclusivamente por el envase.

Yo no consumo mucha miel en realidad y aunque suelo tener una botella en casa, no pasa nada si la botella se acaba y no hay reemplazo. Pero en esta ocasión me llamó mucho la atención la botella: cuadrada, con un relieve que recuerda un portal curvo, con una boca desproporcionadamente ancha y un gran tapón de corcho. Los fabricantes llegaron al extremo de incluir en la parte posterior de la botella, un relieve en vidrio del vestido de la dama de la etiqueta.

Estos detalles dicen mucho del fabricante. Esta es una persona que aprecia mucho su producto, que sabe que es bueno y que sus clientes lo apreciarán de la misma forma. Imagino que siente gran pasión por la apicultura y por su artesanía. Debió ser mucho más fácil y económico usar una botella genérica, pero no le hacía justicia a su contenido. Un producto tan especial como éste, merece un empaque no menos especial. Y el mensaje llegó a mis ojos en el instante en el que lo vi.

Los seres humanos nos sentimos a gusto entre las cosas bellas. Bellos paisajes y objetos, gente hermosa. Por muy subjetiva que sea la belleza para cada ojo observador, buscamos constantemente rodearnos de esa belleza única a nuestros ojos. Este es un ejemplo muy sencillo de ese gusto tan humano de rodearnos de esas cosas que nos producen placer. Tal vez por eso las madres no pueden dejar de contemplar a sus hijos dormidos en sus cunas. Incluso en sus camas cuando ya están grandes. Amamos lo que conocemos y amamos lo que nos parece hermoso. En el caso de hoy, es una simple botella.

Es irrelevante si la miel realmente hace justicia a su empaque, o no. Lograron que yo desembolsara mucho más de lo que hubiera pagado por cualquier otra botella de miel. Lograron que comprara miel sin realmente quererla o necesitarla. Y desde ya, sin abrirla, la disfruto.

El Club de los Buddhas Solitarios

¡Entra y mira el Dhamma!

Como los locos

El Consejo de Buda

Como los locos

Trail of Inspiration

Como los locos