Cómo cocinar la pasta al dente y que no se pegue. Infalible

21 Mar

pasta en la ollaUn básico en la mesa de cualquier Venezolano es la pasta. Es rápida de hacer, a los niños les encanta, es nutritiva y alimenta. Se puede combinar com muchísimos otros platos. En mi cocina no falta.

A mí me tomó BASTANTE tiempo llegar a cocinarla como se debe. Todo el mundo tiene su receta o dato para que quede al dente y no se pegue. Que si ponerle aceite al agua para que no se pegue, que si lanzar la pasta a la pared y si rebota o no rebota está lista. Yo probé de todo y me harté de terminar con un mezclote de pasta demasiado blando o que se pegaba rápidamente. También hay que considerar que entre una marca de pasta a otra marca, los tiempos de cocción cambian. Influye también el tipo de pasta y el grosor de la misma. Incluso, si tienes la suerte de hacer pasta fresca, el tiempo de cocción cambia completamente.

Sin embargo, yo para evitarme inconvenientes llegué a un método infalible y por eso no me cambio de marca. Siempre compro la misma: Primor.primor_vermichelli-500x500 Normalmente compro Vermicelli que es la que más le gusta a mi familia, pero igual me funciona para cualquier otro tipo, siempre que sea marca Primor. Esta pasta requiere 12 minutos exactos de cocción para una consistencia al dente. Si usas otra marca, busca en el empaque el tiempo recomendado de cocción del fabricante. Si no se indica en el empaque, entonces tendrás que estar MUY pendiente de tu pasta (literalmente al lado de la olla constantemente) para que no se pase de cocción.

Esta es mi receta infalible, paso a paso:

  1. En una olla suficientermente grande (yo uso una olla de unos 10 litros de capacidad) poner a hervir -suficiente- agua. ¿Y cuánto es suficiente agua? preguntarán. Bueno, la pasta debe tener suficiente espacio para cocinarse. En mi caso para medio kilo de pasta, uso unos 3-4 litros de agua.
  2. Una vez que el agua hierve a borbotones (no, las burbujitas tímidas no es agua hirviendo), agregar la sal (al gusto). Esto es importante. En el agua primero va la sal y luego la pasta. No es al revés.
  3. Agregar la pasta al agua hirviendo. Una vez que toda la pasta está sumergida, remover brevemente.
  4. Acto seguido, colocar el cronómetro a 12 minutos. Si no tienes cronómetro de cocina, puedes usar el de tu teléfono celular (hoy día todos tienen uno). Si nada de lo anterior sirve, debes tomar nota de la hora exacta y estar pendiente del tiempo.
  5. Remover aproximadamente cada 4 minutos. Esto es especialmente importante con las pastas cortas (penne, fusilli, farfale, rigatoni, etc.) porque tienden a pegarse al fondo de la olla.
  6. Mientras hierve la pasta, prepara una jarra con aproximadamente 3/4 de la cantidad de agua que pusiste en la olla, pero de agua fría (a temperatura ambiente). Tenla a la mano cerca de la olla.
  7. Al llegar los 12 minutos, apagar, retirar la olla del fuego y agregar la jarra de agua fría (si, toda completica)
  8. Revuelve por ultima vez y vacía sobre un colador hasta que cuele por completo el agua. No la dejes mucho tiempo en el colador, no queremos que se seque por completo.
  9. Regresa la pasta a la olla o al recipiente donde la servirás.
  10. Opcional: si lo deseas, agrega un poco de mantequilla o aceite de oliva virgen (al gusto) y revuelve.

A esta receta llegué luego de muchos intentos fallidos y de mucha observación. ¿Por qué funciona? Creo que funciona porque la pasta, una vez que está lista, aunque la cueles, ésta sigue estando muy caliente y por lo tanto, sigue cocinándose en la olla o fuente donde la coloques. El agua fría baja sensiblemente la temperatura del contenido de la olla e impide que la pasta se continúe cocinando y se pegue entre sí. La mantequilla (o aceite) posterior ayuda en este proceso y también agrega sabor y textura.

Si tienes otra marca de pasta, sólo fíjate en el tiempo de cocción recomendado por el fabricante o de lo contrario, pon el cronómetro en 11 minutos y prueba la pasta cada minuto a partir de allí hasta que tenga la dureza y consistencia deseada.

Algunas recetas de salsa piden agregar el agua en la cual se hizo la pasta, a la salsa. En este caso yo recomendaría sacar el agua de la olla con un cucharón y reservarla, antes de agregar el agua fría.

¡Que nunca más se te pegue la pasta!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El Club de los Buddhas Solitarios

¡Entra y mira el Dhamma!

Como los locos

El Consejo de Buda

Como los locos

Trail of Inspiration

Como los locos

A %d blogueros les gusta esto: