Vídeo

¡HERMOSO! Este niñito explica a su mami por qué él no quiere comer animales

17 Jun

No se pueden perder este video donde un niñito pequeñito sentadito en su sillita de comer empieza a preguntar a su mami que qué es eso que tiene en el plato. Y luego le dice que él no quiere comer animalitos y le explica por qué. Como sólo un niño lo haría. La madre llora de emoción, ¿quién no lo haría????

Escógete

11 Jun

Esta sería la traducción que hago del título del libro que llegó a mi por medio de estas vías intrincadas de web, que en inglés se titula CHOOSE YOURSELF.

No tengo el libro en mis manos, pero si una muy efectiva presentación que da el autor acerca de por qué debemos revolucionar nuestra manera de pensar y de ver nuestra vida en términos prácticos y cómo el libro profundiza y amplía sobre este tema.

Pero hay más. El autor asegura que no necesita ni tiene la intención de lucrar con la venta del libro y que su intención es ayudar a la gente en esta compleja realidad que vivimos. Aquí es donde yo pongo cara de incredulidad y digo: ajá, pero más o menos ¿qué quiere decir eso, que lo puedo bajar gratis? No, en realidad no es así de fácil. El autor pide que canceles el costo del libro y lo leas. Y que si puedes comprobar que lo leíste, él te reintegra el dinero que pusiste en el libro.

Se los digo desde ya: no tengo el libro, no lo he leído. Pero si leí los comentarios de casi todas las 44 personas que ya lo han comprado en Amazon y además han dejado su calificación del libro.

La primera calificación de 5 estrellas lo más probable es que haya estado escrita por alguien pagado por el autor. Incluso lo que dice y la forma en la que está escrita lo reafirma. El resto de las calificaciones (que suenan más honestas) son positivas.

De las aprox. 6 calificaciones negativas, una de ellas indica que el autor no reembolsa el dinero del libro (lo cual, seguramente Ud. Lector igual que yo, ya habíamos sospechado). El resto se queja ampliamente de que sólo ofrece una colección de lugares comunes y de sentido común que ya sabemos o intuimos, de esta manera ayudando en nada, o se quejan de su forma muy particular (e intuyo que hasta ofensiva) de escribir y expresar sus ideas. O, se quejan de que el libro está orientado básicamente a quienes son o desean ser emprendedores únicamente.

A pesar de esto, la presentación que me llevó al libro (aquí, si quieres verla) y el blog del autor me parecieron interesantes, así como los comentarios positivos que ha tenido el libro. Por algo será que estoy hablando de él en mi blog, ¿correcto?

En fin, aún no me he decidido en comprar o no comprar. En cualquier caso, las limitaciones Cadivi venezolanas que todos los locales conocemos seguramente terminarán frustrando cualquier intención de compra.

Si alguien que me lea se aventura, me encantaría que me contaran qué les pareció y si efectivamente obtuvieron devolución del dinero invertido.

No olvides comer tus vegetales: vainitas

7 Jun

A mi me encantan las vainitas. Frescas. Detesto las enlatadas.

A continuación una manera de hacerlas bien fácil, ràpido y con mucho sabor.

INGREDIENTES

  • 2 tazas de vainitas frescas lavadas y picadas en trozos de aprox. 2-3 cms
  • Agua suficiente
  • 4 dientes de ajo pelados
  • 2 cucharadas de aceite de oliva extra virgen
  • Hielo
  • Sal al gusto

Se ponen a hervir las vainitas en agua con sal hasta que estén de la consistencia deseada. Mientras hierven, preparar un bowl con agua y hielo. Cuando las vainitas alcancen el punto de cocción deseado, colar y colocar de inmediato en el bowl con agua helada. Esto impide que las vainitas se sigan cocinando y las mantiene con un color brillante. Colar de nuevo y colocar en el bowl para servir.

Aparte, colocar el aceite de oliva en una sartén y calentar. Cuando calienta el aceite se añaden los dientes de ajo enteros. Dejar frerir brevemente el ajo hasta que comiencen a cambiar de la textura lisa y brillante que conocemos, a una textura un poco opaca y rugosa. Notarás el aroma suave que dejan salir.

ES MUY IMPORTANTE NO DEJAR QUEMAR EL AJO. Apenas sientas que el ajo comienza a liberar el aroma, apagar el fuego de inmediato y retirarlos con un tenedor para asegurarnos que no se vayan a quemar. Si quemas los ajos, el aceite tomará un sabor un poco amargo. No queremos eso.

Tomar el aceite aromatizado con ajo y vaciar sobre las vainitas. Chequear el nivel de sal y agregar un poco más si es necesario. A mi me gusta añadir muy poca sal al agua de cocción y luego rociar las vainitas con el aceite de ajo y sal marina.

Tambièn puedes añadir una ramita de romero o de tomillo al aceite y retirar junto con el ajo, pero a mi me parecen perfectas así, sin nada más.

Listo. Rápido y facilito.

Cómo hacer algo bueno para nosotros ayudando a los demás

29 May

Recientemente escuchando un programa de radio me puse a reflexionar sobre el tema del ego y de la sociedad ego centrista e individualista en la que vivimos, básicamente todos los occidentales.

Yo no me considero una persona especialmente caritativa ni con muchas acciones altruistas, pero

Smile! Welcome Back =]

Smile! Welcome Back =] (Photo credit: blentley)

algo que observo en particular en las personas jóvenes y/o solteras y/o sin hijos y con lo cual me identifico también en algún período de mi vida. En esa época todo se centra en nosotros: en hacer cosas divertidas, en pasarla bien, en lograr mis objetivos individuales y en ser feliz. Y aunque no hay nada malo en esto, en este grupo de personas la visión de la vida tiene un sentido del ego o del “yo” muy fuerte.

Creo firmemente que todos tenemos derecho a buscar nuestra felicidad, definitivamente esto no es algo contra qué discutir. Sin embargo, si sólo hacemos lo que nuestro “yo” siente que nos va a hacer feliz y nos pasamos los días, las semanas, meses y años complaciendo a nuestro “yo” insaciable, no lograremos tal felicidad… nunca jamás.

Hacer algo desinteresado por los demás siempre nos produce una satisfacción verdadera, sin culpas, sin ataduras. Por muy pequeño que sea el acto desinteresado. Puede ser algo tan simple como facilitar un bolígrafo a una persona en el banco, o algo que requiere mucho más esfuerzo y compromiso personal. Las acciones desinteresadas nos ayudan a re-enfocar la atención fuera de nosotros mismos (y de nuestros problemas) y nos ayudan a enfocarnos en lo que es verdaderamente importante.

Podemos empezar por pequeñas cosas, no es necesario comprometer dinero ni gran cantidad de tiempo en esto. Tampoco tenemos que empezar con el extraño en la calle. Empecemos por nuestro círculo más cercano: familia, amigos, compañeros de trabajo, conocidos. Es más fácil sentir empatía por aquellos que nos son cercanos y nuestra acción desinteresada será más natural.

Posteriormente, podemos comenzar a realizar un ejercicio consciente: reconozcamos que el policía, el dependiente de la tienda, el taxista y cualquier otro extraño también es una persona que quiere ser feliz, que siente y padece, que tiene problemas tal como nosotros. No vamos a solucionar sus problemas ni de lejos, pero sólo mirarle a los ojos (en vez de ignorar su presencia) y sonreir, puede hacer la diferencia.

Está en tus manos. Que tengas un feliz día.

Mis pequeños lujos

12 Abr

Existen pequeños lujos que todos podemos darnos de vez en cuando. Estos son 10 de los mios (sin ningún orden en específico):

  1. Sábanas de buena calidad: 300 hilos o más.

    Description unavailable

    (Photo credit: protoflux)

  2. Apagar todos los teléfonos.
    Smartphone Huawei Ideos U8500 with Android OS ...

    (Photo credit: Wikipedia)

     

  3. Dormir con mis pequeños en la misma cama.

    Sleeping Boy

    (Photo credit: satakieli)

  4. Usar jabones naturales.

    Jabón de Bastilla Fresa y chocolate

    Jabón de Bastilla Fresa y chocolate

  5. Visitar a mi quiropedista.

    English: Grown male right foot (angle 1)

    (Photo credit: Wikipedia)

  6. Pedir comida para llevar (ahorrarse el tiempo en la cocina).

    Take Out

    (Photo credit: AMERICANVIRUS)

  7. Pasar el día haciendo… nada.

    Créé par Liquid_2003

    (Photo credit: Wikipedia)

  8. Contemplar el atardecer.

    Orange sunset

    (Photo credit: @Doug88888)

  9. Ir a la playa y dormir en un chinchorro bajo una palmera.
  10. Ponerse ropa recién salida de la lavadora/secadora.

Cómo no quedar en la ruina al comprar maquillaje

1 Abr
Makeup

Makeup (Photo credit: mag3737)

Hace ya un par de años que una amiga me escuchó quejarme de los precios que tenía el maquillaje (en Venezuela vivimos en una sociedad altamente inflacionaria y los precios suben con frecuencia) y me recomendó que probara una marca ya conocida.

-Compra el compacto de Valmy -me dijo-

Mi respuesta inmediata a su comentario fue arrugar la cara y preguntar:

-¿Valmy?

Ante su insistencia y luego de aclararme que habían mejorado el producto y ella lo venía usando desde hace bastante tiempo, decidí probarlo. Debo recordar que Valmy es una marca de cosméticos venezolana de muchos años, pero que siempre estuvo posicionada como una marca económica y sus productos tenían un desempeño bastante básico (por no decir malo en algunos casos). En fin, cuando me acerqué a la exhibición quedé gratamente sorprendida por los empaques y el surtido. Era obvio que algo había cambiado, la marca se había actualizado. La segunda sorpresa fue el precio. Con lo que antes compraba sólo un compacto de Clinique, ahora podría surtir mi estuche completo con Valmy.

Cortesía de Valmy.com

Cortesía de Valmy.com

El compacto Perfect Finish tiene un estuche que se aprecia robusto. Cubre bastante bien sin dejar pastosa la piel, se siente ligero y tiene una amplia variedad de tonos. Tiene un separador que impide que la esponja o aplicador esté constantemente en contacto con el polvo en si mismo. Esto es muy bueno porque alarga la vida del producto, ya que no se contamina tan fácilmente (de grasa, de células muertas y hasta de bacterias presentes en la piel). Más recientemente en vez de aplicarlo con la esponja que trae, estoy utilizando una brocha de polvos sueltos y me gusta mucho más el resultado. Sé que no es la forma recomendada de usarlo, pero así lo uso y me va buenísimo.

Cortesía de Valmy.com

Cortesía de Valmy.com

En principio debo aclarar que no soy profesional del maquillaje ni nada parecido, pero como consumidora sé muy bien lo que me va y lo que no, he tenido oportunidad de probar un poco de casi todo y al final, esta es sólo mi opinión. El asunto con Valmy es que unas veces sorprende y otras veces decepciona.

Posterior a este relato me dediqué a buscar correctores y bases pero lamentablemente no tienen NI UN SOLO TONO que se acerque al tono de mi piel. Me aventuré a comprar la base Perfect Finish con el tono que me pareció era el más adecuado, pero quedó de adorno en mi estuche de maquillaje por hacerme ver color naranja. No tengo muchas cosas buenas que decir sobre el producto en si mismo. Mi piel tiene zonas muy grasas y los productos tienden a cumularse y verse “cuarteados” al pasar poco tiempo. Esta base no fue la excepción.

Luego de un largo tiempo me aventuré de nuevo porque estaba buscando un tono de sombra color humo. No me dirigí específicamente al exhibidor de Valmy, sino que tras dar vueltas por toda la sección de maquillaje sin conseguir lo que buscaba, el de esta marca fue el único que conseguí. Debo decir que a pesar de la forma muy extraña y poco práctica de su aplicador, estoy muy contenta con el producto. Incluso el aplicador mismo es de buena calidad. Muy bueno para el precio.

En función a lo que he visto y probado de esta marca, definitivamente recomendaría el uso del polvo compacto Perfect Finish. También recomendaría a cualquier interesada que pruebe sus sombras de ojos, parece ser un producto muy bueno para uso diario. La paleta de colores no me pareció en particular buena, sino más bien un poco payasesca (esta palabra no existe, pero de existir su definición sería: apto o adecuado para un payaso) pero si logras conseguir tonos que te gusten, no dudes en llevarlos.

Cortesía de Valmy.com

Cortesía de Valmy.com

En cuanto a los rubores, no me he atrevido a adquirir alguno por el mismo tema de los colores. Me parecen muy fuertes y saturados. O bien demasiado naranja o demasiado rosa o demasiado….  Demasiado. Cuando finalmente me atreva a probarlos seguramente comentaré por aquí. En cuanto a la marca misma, me parece que ha vivido un proceso de transformación muy interesante en los ultimos años. Tengo muchas cosas que decir sobre Valmy como observador externo con una perspectiva bastante entrenada en el asunto de las marcas y como consumidora simple y llana. Pero como son muchas, quedarán para futuras publicaciones.

Cómo cocinar la pasta al dente y que no se pegue. Infalible

21 Mar

pasta en la ollaUn básico en la mesa de cualquier Venezolano es la pasta. Es rápida de hacer, a los niños les encanta, es nutritiva y alimenta. Se puede combinar com muchísimos otros platos. En mi cocina no falta.

A mí me tomó BASTANTE tiempo llegar a cocinarla como se debe. Todo el mundo tiene su receta o dato para que quede al dente y no se pegue. Que si ponerle aceite al agua para que no se pegue, que si lanzar la pasta a la pared y si rebota o no rebota está lista. Yo probé de todo y me harté de terminar con un mezclote de pasta demasiado blando o que se pegaba rápidamente. También hay que considerar que entre una marca de pasta a otra marca, los tiempos de cocción cambian. Influye también el tipo de pasta y el grosor de la misma. Incluso, si tienes la suerte de hacer pasta fresca, el tiempo de cocción cambia completamente.

Sin embargo, yo para evitarme inconvenientes llegué a un método infalible y por eso no me cambio de marca. Siempre compro la misma: Primor.primor_vermichelli-500x500 Normalmente compro Vermicelli que es la que más le gusta a mi familia, pero igual me funciona para cualquier otro tipo, siempre que sea marca Primor. Esta pasta requiere 12 minutos exactos de cocción para una consistencia al dente. Si usas otra marca, busca en el empaque el tiempo recomendado de cocción del fabricante. Si no se indica en el empaque, entonces tendrás que estar MUY pendiente de tu pasta (literalmente al lado de la olla constantemente) para que no se pase de cocción.

Esta es mi receta infalible, paso a paso:

  1. En una olla suficientermente grande (yo uso una olla de unos 10 litros de capacidad) poner a hervir -suficiente- agua. ¿Y cuánto es suficiente agua? preguntarán. Bueno, la pasta debe tener suficiente espacio para cocinarse. En mi caso para medio kilo de pasta, uso unos 3-4 litros de agua.
  2. Una vez que el agua hierve a borbotones (no, las burbujitas tímidas no es agua hirviendo), agregar la sal (al gusto). Esto es importante. En el agua primero va la sal y luego la pasta. No es al revés.
  3. Agregar la pasta al agua hirviendo. Una vez que toda la pasta está sumergida, remover brevemente.
  4. Acto seguido, colocar el cronómetro a 12 minutos. Si no tienes cronómetro de cocina, puedes usar el de tu teléfono celular (hoy día todos tienen uno). Si nada de lo anterior sirve, debes tomar nota de la hora exacta y estar pendiente del tiempo.
  5. Remover aproximadamente cada 4 minutos. Esto es especialmente importante con las pastas cortas (penne, fusilli, farfale, rigatoni, etc.) porque tienden a pegarse al fondo de la olla.
  6. Mientras hierve la pasta, prepara una jarra con aproximadamente 3/4 de la cantidad de agua que pusiste en la olla, pero de agua fría (a temperatura ambiente). Tenla a la mano cerca de la olla.
  7. Al llegar los 12 minutos, apagar, retirar la olla del fuego y agregar la jarra de agua fría (si, toda completica)
  8. Revuelve por ultima vez y vacía sobre un colador hasta que cuele por completo el agua. No la dejes mucho tiempo en el colador, no queremos que se seque por completo.
  9. Regresa la pasta a la olla o al recipiente donde la servirás.
  10. Opcional: si lo deseas, agrega un poco de mantequilla o aceite de oliva virgen (al gusto) y revuelve.

A esta receta llegué luego de muchos intentos fallidos y de mucha observación. ¿Por qué funciona? Creo que funciona porque la pasta, una vez que está lista, aunque la cueles, ésta sigue estando muy caliente y por lo tanto, sigue cocinándose en la olla o fuente donde la coloques. El agua fría baja sensiblemente la temperatura del contenido de la olla e impide que la pasta se continúe cocinando y se pegue entre sí. La mantequilla (o aceite) posterior ayuda en este proceso y también agrega sabor y textura.

Si tienes otra marca de pasta, sólo fíjate en el tiempo de cocción recomendado por el fabricante o de lo contrario, pon el cronómetro en 11 minutos y prueba la pasta cada minuto a partir de allí hasta que tenga la dureza y consistencia deseada.

Algunas recetas de salsa piden agregar el agua en la cual se hizo la pasta, a la salsa. En este caso yo recomendaría sacar el agua de la olla con un cucharón y reservarla, antes de agregar el agua fría.

¡Que nunca más se te pegue la pasta!

Cómo hacer la taza de té perfecta

19 Mar

Recientemente me di cuenta que ya cumplí 20 años sin tomar café. Mi gastritis crónica me obligó a hacer algunos cambios importantes a mi dieta y el más importante fue eliminar por completo el consumo de café. Y cuando digo por completo, quiero decir que puedo reconocer cuándo una taza de té ha sido hecha en una jarra que se usaba para hacer café.

 

Recientemente alguien me regaló un caramelo de café y pensé que podría con él. Una hora mas tarde la gastritis me estaba pasando la cuenta. Mi organismo está por completo libre de café y por lo tanto puedo reconocer hasta el más mínimo dejo en cualquier alimento.

 

En fin, extrañamente no ha sido sino hasta hace pocos años cuando he desarrollado un gusto por el sustituto más inmediato: el té. Además me he dedicado a investigar sobre el té, dándome cuenta de que normalmente en nuestro país no tenemos ni la más peregrina idea de qué es el té y menos de cómo preparar una buena taza de té.

 

taza de te

 

Para empezar, es importante saber que la manzanilla, tilo, malojillo y demás NO ES TÉ, son infusiones. El té es únicamente las hojas de Camelia Sinensis. Aclarado el primer punto, el segundo punto está en reconocer los diferentes tipos de té.

 

En nuestro país normalmente se consigue té negro y té verde. Su sabor es completamente diferente y la gente generalmente desarrolla preferencia por uno o por otro.

 

Independientemente de esto, una de las cosas más importantes para saber hacer una taza de té es que nunca jamás debes dejar el té infusionar por más de 5 minutos. Pasado este tiempo, la infusión toma un sabor un poco amargo, destruyendo por completo la experiencia. Estos son algunos otros tips para hacer una buena taza de té:

 

  1. No usar algua hirviendo. Contrario a lo que siempre nos han dicho, no debemos colocar nuestra bolsa de té sobre agua hirviendo  Resulta que el agua a esa temperatura quema las hojas y cambia su sabor. La temperatura ideal del agua sería de 80ºC. Sin embargo, es conveniente hervir el agua previamente para garantizar su potabilidad y esperar a que baje un poco la temperatura antes de infusionar nuestro té.
  2. Infusionar por el tiempo adecuado. Este es el tiempo durante el cual las hojas de té deben estar en contacto con el agua caliente. Cada tipo de té tiene un tiempo recomendado de infusión, que normalmente varía entre 2 y 5 minutos. Normalmente el fabricante indica en el empaque por cuánto tiempo se debe infusionar, pero si no tenemos esa información  recordemos que el tiempo de infusión no debe superar los 5 minutos en ningún caso. La mejor técnica en este caso es usar un cronómetro. Hoy día cualquier teléfono celular cuenta con un cronómetro que podemos usar para este fin.IMG_0515
  3. Las hojas de té necesitan espacio. Esta recomendación viene de la famosa casa de té Ronnefeldt. No recomiendan utilizar colador en forma de bolitas, debido a que esto no permite que las hojas se abran y se infusionen bien en el agua. A partir de esta recomendaciòn, ahora utilizo una cafetera tipo “french press”, que básicamente es una jarrita de vidrio con un colador interno que permite separar las hojas (o la borra de café, en el caso de hacer café en ella) del agua al momento de servir.

    Ronnefeldt

    Ronnefeldt (Photo credit: SimonQ錫濛譙)

  4. Se debe pre-calentar la tetera. Esta también es una recomendación de Ronnefeldt, sin embargo, no tengo ni idea de la razón. Presumo que es para proteger la tetera (en caso que esté hecha de un material que pueda quebrarse con el cambio de temperatura), pero en realidad sólo estoy adivinando.
  5. La temperatura perfecta para saborearlo está alrededor de los 60ºC. Un grupo de científicos de la University of Northumbria School of Life Sciences realizó un experimento con 285 tazas de té y muchos voluntarios, en la cual llegaron a esta conclusión. Esto me parece más bien lógico. Creo que a mayor temperatura sencillamente nos quemaríamos la lengua y no sentiremos su delicado sabor. Según el estudio, a partir de 45ºC hacia abajo, la experiencia de sabor del té se destruye completamente. Estoy de acuerdo. Otra conclusión del estudio es que añadir leche potencia los sabores del té y por esto más del 85% de los ingleses prefieren su té con leche.IMG_0514

 

Yo agregaría a estas recomendaciones:

 

  • Guardar el té en un recipiente adecuado, alejado del sol y en un sitio seco y fresco. Puede ser una cajita de madera, una lata con tapa o un frasco de vidrio. Igual que el café, el té pierde aroma y sabor si está en contacto con el aire o con el sol. Si consigue un té muy especial como los de la casa Ronnefeldt, es importante mantener el aroma y por eso mejor use un recipiente que selle por completo.
  • No utilizar una taza que previamente haya sido usada para beber café (no importa que haya sido previamente lavada), utilizar únicamente tazas de cerámica o porcelana (nunca plástico o aluminio).

 

En cuanto al añadir azúcar, limón o leche, creo que es una preferencia personal. El limón anula prácticamente todo el sabor del té, pero reconozco que es más sabroso para quien no esté acostumbrado a tomar té. En cuanto a la leche, estoy de acuerdo en que si aumenta los sabores, sobretodo si el té tiene notas dulces o avainilladas queda estupendo.

 

El único problema de conocer todo esto, es que cuando estás en algún restaurante, café o similar preguntas al mesonero si tienen té y te responde que hay manzanilla. O te dice que si hay, pero cuando le preguntas si es té negro o té verde pone cara de que le estás hablando en idioma Klingon. O si te traen una taza de agua tibia (no caliente) con una bolsa de dudoso origen ya dentro de la tacita, uno no puede sino arrugar la cara….

 

Mis ponquecitos, o cupcakes. Más fácil imposible.

2 Mar

En Diciembre, mientras hacía una compra en una farmacia/tienda de conveniencia, mi hijo insistió en que comprara una bandeja de ponquecitos o cupcakes. Estos son prefabricados, vienen en una caja y la idea no me gustó para nada. Entonces le pregunté para qué los quería y me dijo que quería comerlos en la merienda del colegio. Me negué rotundamente, no por el tipo de snack que estaba pidiendo, sino por el hecho de que eran unos DE CAJA!!!!

A partir de este incidente decidí que tenía que poner en uso mis implementos de cocina y mis recetas probadas y comprobadas, entonces me puse a hacer mis ponquecitos de licuadora. Si, como se oye, se pueden hacer en la LICUADORA!!!

Esta receta está probada y comprobada. La he hecho muchísimas veces y siempre queda P E R F E C T A. Además de lo usual, necesitarás un molde para cupcakes y capacillos (que son los papelitos que se colocan en el fondo de los moldes de cupcakes).

Aquí les va:

MÉTODO EN LICUADORA

Agregar a la licuadora y en el mismo orden:

3 huevos

1/2 taza de mantequilla sin sal derretida

1 y 1/2 tazas de azúcar

1 taza de leche

2 cucharaditas de polvopara hornear

1 cucharadita de extracto de vainilla

1 pizca de sal

2 tazas de harina de trigo (agregar poco a poco y pulsando para que se incorpore bien)

MÉTODO EN BATIDORA ELECTRICA O BATIDORA DE MANO

Yo prefiero usar la batidora, ya que el producto final es más esponjoso y con mejor textura. Pero no todo el mundo tiene una y no todo el mundo está dispuesto a sudar para batir a mano.

ponquecitos en batidora

Agregar a la batidora y batir en el mismo orden:

1/2 taza de mantequilla sin sal

1 y 1/2 tazas de azúcar

3 huevos

1 taza de leche

1 cucharaditas de polvo para hornear

1 pizca de sal

1 cucharadita de extracto de vainilla

2 tazas de harina de trigo

Una vez tengas la mezcla lista, sea hecha en la licuadora o en la batidora (o mezclada a mano), colocar los capacillos en cada cavidad del molde y llenar con la mezcla hasta aprox. 3/4 de capacidad de cada cavidad.

llenado de los ponquecitosComo ves en la foto, a mi me rindió para exactamente 23 ponquecitos (allí puedes ver la última cavidad vacía). Hornear a 350°F por 30 a 35 minutos.

Una de las cosas que ponen nerviosos a los que hacen una receta al horno por primera vez es ¿cuándo se debe sacar del horno?. La duda tiene sentido, porque no todos los hornos calientan por igual. Es decir, aunque el indicador externo del horno diga que la temperatura es de 350°F, no necesariamente esto es exactamente así. Adicionalmente, muchos hornos tienen esquinas más calientes y otras más frias. Encima de todo esto, cuando se hace una receta por primera vez en el horno, no nos resistimos la tentación de abrir el mismo a cada rato para ver cómo progresa lo que estamos haciendo, lo que trae como consecuencia que se escape el aire caliente. Entoces, mejor resiste la tentación de estar abriendo el horno a cada rato.

Una manera de saber que los ponquecitos están listos y se cocinan uniformemente es abrir el horno al cumplirse los 25 minutos. Si ves que un lado está mas tostado que el otro, voltea la bandeja. Si ves que el fondo está más quemado que la parte superior, cámbialo a otra rejilla. Mi horno calienta más hacia el fondo y en la rejilla inferior. Por lo tanto yo roto los moldes de adelante hacia atrás y de arriba abajo, o viceversa, para asegurar el horneado uniforme. Esto lo hago sólo una vez.

Luego, al cunmplirse los 30-35 minutos inserta un palillo (yo uso un espagetti crudo) en el ponquecito y si ves que sale limpio (sin masa), entonces están completamente cocidos por dentro y los puedes sacar.

Al sacar del horno, poner el molde sobre una rejilla de repostería para que enfríen un poco y sacar los ponquecitos del molde cuando aún estén tibios. Si los dejas enfriar por completo en el molde, es posible que se forme una capa de humedad alrededor y en los capacillos, entonces mejor es sacarlos cuando aún estén calientes (suficientemente frios para que los saques sin quemarte los dedos).

ponquecitos en la bandeja

Esta receta rinde para 21 a 23 ponquecitos, dependiendo de la capacidad de tu molde. ¡ Buen provecho!

El Club de los Buddhas Solitarios

¡Entra y mira el Dhamma!

Como los locos

El Consejo de Buda

Como los locos

Trail of Inspiration

Como los locos